sábado, 26 de diciembre de 2015

Que no se rompan tus sueños.

Óleo sobre lienzo 55 x 33. Técnica mixta.

Ese es mi mayor deseo para el año que empieza, que no se rompan nuestros sueños. Porque tal vez no se cumplan todos, pero lo importante siguen siendo las ganas de soñar.
Te deseo también que conozcas gente extraordinaria, que afiances las amistades incipientes, que sepas conservar las de siempre y que aceptes con alegría el amor que entre en tu corazón.
Que sepamos asumir lo que no tiene remedio y que luchemos por lo que nos importa, sin excusas. Y por encima de todo te deseo que sonrías y goces de cada momento, que no pierdas la capacidad de ver las cosas bellas que nos rodean, pues son muchas y no siempre las apreciamos. Disfruta, baila, ríe y ama, que la vida es corta y cada día suma y resta a la vez.
Te deseo la serenidad del atardecer en la orilla y las ganas de jugar del perro que disfruta de la playa, en constante cambio, como la vida misma.

¡¡¡Vamos a por otro año, FELIZ  2016!!!

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Reflexión sobre el arte contemporáneo.

Me permito recomendaros hoy una entrevista de Samuel Bossini publicada en el diario ABC a la crítico de arte, Avelina Lésper, que me parece muy interesante. Habla sobre lo que ella denomina el "arte VIP". Copio y pego:


Cuando Avelina Lésper habla de las malas artes del mercado, no afecta solo al ámbito de las artes plásticas, sino también al conjunto de una sociedad que baila en torno a ese concepto tan abstracto y, a la vez, tan poderoso. Sus cuestionamientos son, por momentos, duros, pero quizá sea más duro aún lo que cuestiona. Al comenzar este diálogo, decido abordarla con una pregunta general, aunque personal también, en tanto que indaga en su búsqueda y su sensibilidad: de dónde parte ella para hacer el análisis de una obra.
¿De dónde parte Avelina Lésper para hacer el análisis de una obra?
Soy observadora de arte desde la infancia; a los dieciséis años conocía los grandes museos de México, de Nueva York y de Europa. Ahora la gente antepone información y conceptos al ver, vivir y estudiar la obra misma. Yo parto del impacto que la obra tiene en mí. Cuando observé que el discurso de los curadores, críticos y académicos contradecía la realidad de las obras para designarlas como arte, decidí decir lo que veo y lo que pienso.
¿Cómo era hace cuarenta años la relación artista / galerías / marchand?
Nos tendríamos que ir más atrás, porque hace cuarenta años ya había marchantes y galerías vendiendo basura. En las primeras décadas del siglo XX, el marchand buscaba artistas y los impulsaba y soportaba económicamente porque sabía que el arte toma tiempo y es difícil y que los artistas talentosos son escasos. La galería rompía barreras sociales y exponía para dar a conocer formas nuevas de pensamiento, con riesgo. Ahora, el marchand y la galería solo venden lo que está de moda y quieren muchas obras porque la calidad no importa y porque saben que el artista las hace de forma instantánea, que todo es, intelectual o materialmente, ready made, y que los clientes no ven realmente la obra, que es una inversión rápida. Son como corredores de bolsa o vendedores de terrenos; no promocionan arte, especulan con commodities.
¿Cuándo comenzó el mercado a decidir?
Con la fiebre de la especulación financiera, la economía de la trampa y el abuso capitalista. Los millonarios compran arte para especular. Saatchi dijo que vendió el tiburón en formol de Hirst en doce millones de dólares al especulador financiero Steve Cohen; con ese precio lo donó al MET. El precio real no llega ni a la tercera parte. Cohen fue juzgado por fraude. Es uno de los billonarios coleccionistas más famosos.
¿Por qué llama usted «arte VIP» al arte actual?
Lo llamo VIP, de video-instalación-performance, porque, como el concepto VIP de very important person, es esencialmente excluyente. La pintura, el dibujo, la escultura que hoy se hacen no se consideran arte contemporáneo: los llaman tradicionales y están marginados de los museos más modernos y de las bienales de arte. La contemporaneidad se manipula como un valor artístico y no lo es: es un valor comercial –el último auto, el último vestido–. El arte es intemporal, sobrevive al tiempo; la moda es efímera, muere todos los días.
¿Los suplementos culturales forman parte del mecanismo del mercado?
Los suplementos y las revistas de arte promueven la especulación y son cómplices del fraude. Las revistas de arte son parte de un negocio que exalta el lujo, como las de moda o las de decoración. Han puesto el arte al mismo nivel que un par de zapatos o un coche.
¿Su opinión sobre las instalaciones?
No son arte ni escultura. Son decoración y basura; no es un adjetivo, es la realidad: llevan basura, desechos orgánicos, trastos. Y aunque los teóricos las justifican, la prueba de que no son arte es que fuera del museo pierden su condición de tal y retoman su valor original: son otra vez trastos, juguetes, sillas rotas, focos, objetos que no merecen estar en un museo.
¿No podemos esperar hoy nada de la frivolidad, como sí fue posible hacerlo con el Art Nouveau?
El Art Nouveau no es frívolo: es uno de los estudios más serios de las formas botánicas en el arte. Frívolas son las exposiciones de selfis, los performances, las obras de artistas como Marina Abramovic, la cama sucia de Tracy Emin o los puntos de Hirst. La frivolidad es pretenciosa y fatua, y así es el arte contemporáneo VIP, vacío e inflado con dinero.
¿Qué opina de la educación artística actual??
Están engañando a los jóvenes. Adiestrándolos para que sean funcionales al mercado. No desarrollan talento. Los jóvenes creen que salen de la escuela convertidos en artistas, y no saben dibujar, pintar, trabajar materiales. Aprenden a producir la verborrea suficiente para justificar que sus fotos del Facebook se presenten como arte. El arte toma años, exige la vida, es aprendizaje diario. Pero si matar un animal es arte, ¿quién necesita estudiar? Nadie.
¿Por qué cree usted que no aparecen movimientos artísticos, como en otras épocas?
¿Para qué crear un movimiento nuevo si encumbrando obras sin valor estético se gana tanto dinero? ¿Cómo concebir un movimiento que demuestre que lo anterior es un fraude? Miles de oportunistas que no son artistas pero que se venden como tales, y de curadores que dominan bienales y museos y ponen obras en todas las ferias de arte, no van a permitir que se arruine su negocio. ¿Tú crees que alguien que vende sus orines como arte quiere que esto termine?
¿Se ha dejado de hablar de arte?
Se ha dejado de hacer arte y, en consecuencia, se ha dejado de hablar de arte porque no hay arte de qué hablar. No hay obras. Se habla de teorías, de filosofía barata, de panfletos políticos, de dinero. Es consumo caro, rápido y de moda.
¿Cómo puede un pintor vivir de su trabajo sin caer en las trampas del mercado?
El mercado es necesario en el arte. El artista vive de vender su obra. Eso no equivale a engañar, ni a vender un periódico arrugado como si fuera arte. El pintor debe concentrarse en pintar con riesgo y dedicación, y en llegar a dominar la técnica. Como hacer arte es supuestamente tan fácil hoy, y un montón de dulces es arte, y flagelarse es arte, etcétera, la pintura a veces se hace invisible. Las escuelas no están enseñando a pintar. Sustituyen las clases de dibujo por clases de cómo justificar la obra para decir que es arte. Hoy más que nunca la pintura seria en sus objetivos y disciplina destaca de la masa de mediocres.
¿Qué opina de las grandes casas de subastas que venden cuadros en miles de millones de dólares?
Hacen un gran daño al arte. Vender un Cézanne en cientos de millones de dólares deforma el valor de la obra. La gente no ve una hermosa pintura: ve un montón de dinero. La especulación convierte las obras en acciones, en hipotecas. Es muy ingenuo pensar que el arte no podía ser pervertido por el dinero. Por dinero está siendo destruida la naturaleza del planeta, y por dinero se hacen guerras; ¿por qué no iba a acabar con el arte?
La Brillo Box de Andy Warhol ¿tiene peso y valor como obra de arte?
Warhol es un publicista, no un artista, y su única obra fue su vida social; el resto es un fraude, una de las grandes mentiras del arte.
¿Qué aportó Duchamp al arte?
Si hay alguien publicitado y sobrestudiado, es Duchamp. Nunca fue un artista. Fue un plagiario: el urinario no es de su autoría; es de la baronesa Elsa von Freytag-Loringhoven, y tampoco es autor del texto que lo justifica. Es un gran estafador. Lo que logró Duchamp fue que la mediocridad tuviera acceso al arte. Impuso que lo que se diga de la obra importe más que la obra, y que, por milagro de la palabra, cualquier objeto sea arte. Por eso hoy tenemos banalidades intelectualizadas en los museos, y por eso los coleccionistas compran un montón de libros rotos en miles de dólares. Como buen burgués, despreció la mística del trabajo para ensalzar la ociosidad de la palabrería hueca.
¿Podemos sustraernos al poder del mercado?
Si la manipulación de los precios y de la valoración de las obras de arte es tan grave, es porque el mercado trafica con objetos que tienen precios subjetivos y que, por eso, permiten la especulación. Lo que el público debe hacer es no dejarse llevar por la moda, ni por la apariencia de gran lujo que muestran en las ferias, ni por la sobre intelectualización de las obras, sino ver las obras desde su propia necesidad de belleza, desde su sensibilidad. El público debe expresar su opinión abiertamente. Que el mercado entienda que no engaña a nadie.
El psicoanálisis, ¿sumó una lectura a las artes plásticas?
La retórica que legitima actualmente las obras es una mezcla de todo, de panfleto político y social, de luchas de género, de psicoanálisis. Cada idea de moda y cada tema de moda se incorporan a esa retórica y a las obras. Las obras sobre redes sociales, internet, feminismo, etcétera, son legión. Nunca el arte había sido tan panfletario, tan saturado de buenas intenciones, tan moralista. Las obras actualmente son objetos cargados de eslóganes, como los eslóganes de las oenegés o de los partidos políticos. El arte VIP es, al mismo tiempo que frívolo y banal, ideologizado. La demagogia de estas obras se ve en que, al mismo tiempo que muestran esa cara de ideologización, no consisten sino en un capricho del mercado.
¿Por qué hay diferencias de opinión entre los críticos respecto al valor de una obra o de un artista?
Eso hoy no sucede. Todos los críticos aplauden y promocionan unánimemente el arte contemporáneo VIP. Todos le encuentran virtudes. Todos le suman intenciones. Hoy, la opinión está absolutamente homogenizada; es un pensamiento completamente alineado, sumiso. No hay pensamiento original, sino repetición de las mismas ideas. Gracias a eso tienen presencia en los museos, las ferias de arte, las universidades.
¿Un consejo para un pintor, o para un crítico?
Que no pida consejos, que vea su obra con humildad, con objetividad, y que nunca piense que ya está hecho como artista, porque el arte se aprende cada día y con cada obra. Tiene que creer en el fracaso; los artistas que se sienten infalibles son mediocres y cobardes. En cuanto a los críticos, no me interesa darles consejos.
Así es Avelina Lésper: frontal, desafiante, clara y dueña de sus palabras. Acertada o no en su postura –el debate está servido–, esa clase de entereza solo puede inspirar respeto.
PARA CONOCER MÁS:
La escritora y crítico de arte mejicana, graduada en Literatura Dramática en la UNAM, y en Historia del Arte en la Universidad de Lodz, en Polonia, Avelina Lésper, no tiene facebook ni tuiter. La dirección de su sitio en internet es <http://www.avelinalesper.com; muchas de sus conferencias y apariciones en televisión se encuentran fácilmente en YouTube, y suele colaborar regularmente con diversos medios de prensa internacionales.
Entrevista exclusiva de Samuel Bossini para ABC Color
samuelbossini@gmail.com
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Comunicadamente incomunicada

Mixto sobre lienzo de  80x 120.

A ver, a ver, querido lector... ¿tú que opinas, las nuevas tecnologías nos aíslan o nos mantienen más conectados?
Porque admitámoslo, poco a poco vamos entrando en la espiral del chateo, los grupos y las conversaciones por el teléfono móvil desde distintas plataformas. ¿Eso nos hace desatender a nuestros allegados? ¿Nos convertimos en autómatas programados desde que, por la mañana, antes de ducharnos, antes de desayunar, ya miremos si hay mensajes, si alguien nos ha puesto un me gusta o si "esa" persona ha añadido un comentario?
 O, por el contrario, piensas que esa interconexión nos hace socializar, abrirnos a los demás, ser más activos, más creativos y menos propensos a encerrarnos en nosotros, espantando fantasmas como el de la melancolía o incluso la depresión.
En mi humilde opinión, la respuesta es muy sencilla. Lo habréis oído a vuestros mayores infinidad de veces: todo en su justa medida. De nuevo, el beneficio o perjuicio que podamos obtener de las nuevas tecnologías y las nuevas formas de comunicarnos, depende de nuestro equilibrio, como casi todo en la vida, ¿no creéis?
Y ya os dejo, que llevo un buen rato al teclado y alguien por aquí va a pensar que no hago nada de provecho.

¡Feliz noviembre a todos!

sábado, 17 de octubre de 2015

Por el tejado.





Mixto sobre lienzo de 30 x 25.

No sé qué tienen los tejados, pero me encantan. Tal vez sea mi lado gato, porque cuando sale el sol me apetece salir a tumbarme y ronronear en las tejas, o tal vez sea la sensación de desahogo que me da mirar la entrada al cielo desde el último piso de un edificio, no sé, pero me relajan.
El trocito de tejado que pinto en este cuadro se ve desde una ventana, y el contraste entre el brillo del metal y la textura de las tejas como corteza de pan tostado me enamora tanto como a las gaviotas, que se posan a gritar como locas en los sombreretes de vez en cuando, quitando su sitio a las palomas que se van espantadas.

Copio aquí unas líneas de "Y sin embargo", canción de Joaquín Sabina, que me ha venido a la memoria mientras escribía:

"Y si te vas, me voy por los tejados 
Como un gato sin dueño 
Perdido en el pañuelo de amargura 
Que empaña sin marcharla tu hermosura".  

Os dejo también un enlace, que merece la pena escucharla: https://youtu.be/6UJtwXDSnkc

viernes, 2 de octubre de 2015

La primera vez...


Fragmento del cuadro en el que estoy trabajando. Ya os lo enseñaré acabado, si las dificultades con mi ordenador me lo permiten.
La protagonista del cuadro iba a aparecer leyendo un libro, pero la realidad que vivimos me inclinó a decidirme por representarla chateando o leyendo sus mensajes en el teléfono móvil, o celular, como decís en Sudamérica. Me pareció más lógico y, desde luego, más real. Así que como siempre siempre hay una primera vez para todo, este es el primer cuadro que pinto donde sale uno de esos aparatos que nos tienen esclavos todo el día.

¡Feliz octubre para todos!





domingo, 6 de septiembre de 2015

Septiembre




Mixto sobre lienzo 22x33.

"Septiembre" es algo más que un cuadro, es una prueba de amor. Ese amor maduro que, por experiencia, por haber tropezado varias veces, por tenacidad, porque la fortuna a veces sonríe, algunos acaban consiguiendo.
Afortunados ellos que pueden contarlo, mimándolo y consintiéndolo, que para eso es amor.
La orilla calmada y en ocres, es propia de un atardecer de fin de verano, porque el aire ya huele a principios de otoño, porque la brisa ya es más fresca, porque ya se puede pasear por ella sin sortear bañistas rezagados. La bailarina representa la vitalidad y la pasión por la vida; baila para ella porque la música la lleva dentro y el corazón guía sus pasos.

Pero mucho mejor es que os copie aquí "El desayuno", un poema del sevillano Luis Alberto de Cuenca, que me emociona y os acerca infinitamente mejor el sentimiento en el que pensaba cuando pintaba este cuadro:

Me gustas cuando dices tonterías,
cuando metes la pata, cuando mientes,
cuando te vas de compras con tu madre
y llego tarde al cine por tu culpa.
Me gustas más cuando es mi cumpleaños
y me cubres de besos y de tartas,
o cuando eres feliz y se te nota,
o cuando eres genial con una frase
que lo resume todo, o cuando ríes
(tu risa es una ducha en el infierno),
o cuando me perdonas un olvido.
Pero aún me gustas más, tanto que casi
no puedo resistir lo que me gustas,
cuando, llena de vida, te despiertas
y lo primero que haces es decirme:
«Tengo un hambre feroz esta mañana.
Voy a empezar contigo el desayuno».



lunes, 3 de agosto de 2015

En blanco y comenzando...



El soporte de madera, lijado y pintado en blanco que sostiene mi hija, es el principio de un encargo.
Paralelo a mi vida, este cuadro comienza con la sensación de iniciar algo mejor, con la intuición de que ya puedo soltar lastre, de que ya puedo dejar ir sin rencores las historias que me sujetaban a unas ilusiones no cumplidas, a unos sueños que no llegaron a ser.

Ahora me toca a mí, no debo explicaciones a nadie, poco a poco sé quien soy y que camino quiero seguir. Estoy aprendiendo a quererme como soy, con mis muchos defectos y mis cualidades, ¡que también las tengo! A veces siento que todo funciona con un sonido que nos es imposible escuchar, como una enorme máquina llena de engranajes de distinto tipo y tamaño que, girando, girando, nos hace llegar las cosas cuando tenemos capacidad para manejarlas, para soportarlas o para disfrutarlas.

Ahora soy consciente de que aún me queda tiempo para vivir, eso tan evidente y que hacemos tan complicado. Será que estoy madurando, pero me interesa mucho más disfrutar del momento que pensar en el que dirán, divertirme con los amigos y las risas que nos hacemos, antes que ir a dormir para no tener sueño todo el día siguiente, conocer gente nueva y apreciar sus diferencias, aprendiendo de ellos y dejando que descubran las nuestras, atender a lo que pase alrededor con ojos de niño y amar con naturalidad, que los prejuicios sólo pueden incomodar... En definitiva, respirar hondo y bailar, bailar con la vida que se nos ofrece exuberante, aunque no siempre nos demos cuenta de ello.

Como cantan los "Estopa" en una de sus canciones:

"Será que se nota el paso del tiempo 
que cierra las cicatrices del alma. 
Yo como soy discípulo del viento 
Me siento a esperar que llegue la calma. 

Será que le doy demasiadas vueltas 
y mil veces caigo en la misma trampa 
Menos mal que ahora duermo a pierna suelta 
Yo nunca pierdo toda la esperanza (...)

Y no quiero preguntar dónde vamos. 
No quiero saber de dónde venimos. 
Sólo sé que tengo el tiempo en mis manos, 
si te quedas un ratito conmigo ..." 


Si te ha gustado esta entrada y ahora tú también tienes ganas de sonreír, si eres de los que quieren pasar página y empezar un "cuadro" nuevo... bienvenido al club, ¡eres de los míos!


¡Besos y abrazos desde el corazón!

martes, 30 de junio de 2015

Imprescindibles del verano.



En los escasos momentos del verano en que se da la increíble conjunción planetaria por la que hace buen tiempo y además, puedo ir a la playa, hay una pequeña lista de cosas que no se me puede pasar llevar: gafas de sol, crema solar, agua, toalla, un mp3 con mi música, un libro y un cuadernillo para bocetar.

La increíble variedad de cuerpos de todas las edades, de todas las tallas y en todas las posturas que encuentro en la playa, hacen de ella el mayor estudio al aire libre. Es un lujo observar las anatomías y practicar los escorzos a la velocidad del rayo, pues en general nos movemos mucho.

Observar a los niños siempre es una delicia, porque ellos además, ponen toda su concentración y su empeño en lo que hacen, cosa que reflejan su pose y, sobre todo, su cara.

Luego, un poco más allá del mero boceto, empiezo a darme cuenta de como interactúa la persona que estoy dibujando con la que le acompaña. Por ejemplo, si es amable con su pareja ofreciéndole agua o un bocadillo, o si demuestra amor poniéndole crema o dándole un beso, o si se enfada cuando la otra persona le salpica de agua o arena al llegar del mar... A veces veo cicatrices de operaciones, otras las veo en la mirada, o en una postura abatida, y también se observa muy bien el paso de la edad con sus rigores. No puedo evitar imaginar cómo es la vida de esas personas que dibujo, su carácter, sus aficiones, su forma de ser, y estoy segura de que muchas veces acierto. Lo que sí es seguro es que observando a los demás, se produce una cierta empatía, una curiosa sensación de cercanía. Al fin y al cabo, tampoco somos tan distintos unos de otros, ¿no crees?

Doy las gracias a todos mis anónimos dibujados, porque me dan la oportunidad no sólo de practicar el dibujo, sino de hacer volar mi imaginación, otorgándoles un trabajo, unos amores y una vida que no tienen, pero que bien podría ser, ¿por qué no?; yo siempre los trato muy bien y les imagino una vida fenomenal, deseándoles lo mejor del mundo.

¿Serás tú, amigo lector, mi próximo boceto con historia incluída?



lunes, 15 de junio de 2015

Equilibrio


Where is the love? se titula una de las canciones de los The Black Eyed Peas que escuchaba yo ayer, y es también una pregunta que me hago.
Tantas veces pensamos que lo tenemos, que lo hemos conseguido, y luego comprobamos que no, que era una ilusión, un deseo más que un hecho, un pacto tácito que se deshilacha por una o por ambas partes; una subida alborozada seguida de una bajada desilusionada, cuando no triste.
Aún sin culpables, procurando "metabolizar" las relaciones como personas maduras, las cicatrices van dejando huella. Aunque sigue la esperanza y aunque puedan renacer las ilusiones, la pérdida de inocencia nos arrastra al sector de la cautela y la desconfianza. Nos vemos con otros ojos y miramos a los demás de otra manera, perdiendo mucha de la espontaneidad y la intuición que debería tener nuestra vida.
Todas las relaciones nos ayudan a conocernos y nos sirven para crecer. Nadie en su sano juicio pretende que salgan mal, pero cuando eso sucede, es fundamental perdonar y perdonarse, curarse por dentro, recuperar la estabilidad y la autoestima. Y, sobre todo, evitar el temido "Síndrome de Rebeca", término acuñado por la genial escritora Carmen Posadas, que también da título a un esclarecedor libro suyo que te recomiendo.
La sombra de un amor anterior podría condicionarte a la hora de volver a enamorarte y hacer fosfatina tus relaciones.
Así que a tí, a tí que también pasas por esto, no dejes que nada enturbie tu presente, busca tu equilibrio y trata de disfrutar de todas las pequeñas cosas que te ofrece la vida, como la chica del dibujo disfruta de un paseo al aire libre con su perro.
Quiérete mucho, querido lector, y llegado un punto de aceptación interior, déjate llevar... ¿quién sabe la cantidad de amor que aún tienes por compartir?

miércoles, 20 de mayo de 2015

Orilla con piedras


Óleo sobre tabla.

En otras ocasiones he comentado que las playas son mi paisaje favorito. Me fascina particularmente esa larga línea en que el agua con reborde de merengue besa a la arena, siempre cambiante, siempre distinta, dejando al descubierto piedrecitas, algas y conchas.
Esta orilla está vista a través de mis gafas de sol con cristales color ámbar. Se que no son los mejores para la vista, pero a mí me hacen ver el mundo más alegre, más feliz.
Porque no siempre las cosas son fáciles, no siempre nos acompañan las circunstancias, no siempre tenemos suerte, no siempre podemos dar lo que nos piden, no siempre los que dicen que son amigos lo son, no siempre podemos dar a los nuestros lo que necesitan. Mirando la subida y bajada de las olas sobre la arena, pienso que cada día, a cada momento las cosas cambian. A veces las olas nos traen pequeños tesoros y otras nos dejan al descubierto arenas más blancas.
Espero, lo mismo para tí que para mí, querido lector, que los cambios, muchas veces incómodos y no deseados, nos dejen al descubierto nuevas posibilidades y, sobre todo, que sepamos aprovecharlas.

lunes, 4 de mayo de 2015

Para las madres, en su día y en todos.

Con un poco de retraso llego a felicitar a todas las madres, aunque todos los días son el día de la madre, porque ellas ejercen su título cada día.
En cada madre hay varias vidas, doy fe de ello y pienso que ser madre no solamente enriquece, sino que te hace ser mejor persona.
No sé si ya había subido este collage, pero me parece adecuado porque representa a una madre pensando en su hija, que está muy lejos.

Quiero hacer una mención especial a todas las mujeres que, deseando ser madres no lo han conseguido, pues soy consciente de su dolor, así que desde aquí les mando un abrazo de consuelo.
También quiero dar un olé, olé y olé a todas las madres emigrantes que tienen lejos a sus hijos, eso tiene que ser durísimo. Y a las parejas que han conseguido adoptar o que están en proceso: ¡también sois unas fantásticas mamás! y aquí incluyo, como no podía ser menos, a todas las parejas homosexuales que tienen niños, ¡bien por vosotros!

Un fortísimo beso a todos y no olvidemos que al final, lo importante, son los niños que, como diría Mafalda, se graduaron el mismo día que nosotras.
¡¡¡FELICIDADES MAMÁS DEL MUNDO!!!

domingo, 12 de abril de 2015

Club de Regatas.


Mixto sobre lienzo de 27x37.
Este es uno de los rincones de Gijón de entrada...o de salida al mar. Porque, aunque hay temas que no admiten discusión, todo en la vida depende del punto de vista con que se piense.
Habréis observado que siempre hay al menos dos versiones de un mismo asunto y sí, queridos amigos, lo que nos sucede, que muchas veces provocamos nosotros mismos, puede servirnos tanto para avanzar como para retroceder, todo depende del talante con el que nos plantemos en el asunto. Y como la vida no se detiene, afortunadamente, sino que cambia sin cesar, habrá que hacerse a la idea de "coger el toro por los cuernos", utilizando esa expresión nuestra tan española.
Así que desde aquí os recuerdo a todos, que los baches pasan, que seguimos adelante con buen humor y buena disposición y mejor intuición sobre lo que nos depara la vida.
¡Os deseo una muy feliz primavera!

domingo, 29 de marzo de 2015

El tractor.

Acrílico y técnica mixta sobre lienzo.

Desconozco al autor del poema que pego aquí abajo, pero me pareció tan apropiado para el cuadro que no me resistí, si alguien sabe de quien es le ruego que me lo comunique, para incluir su nombre.
*Parece ser que el autor del poema es Dennis Doren, ¡gracias, Juncal!

La vida es un jardín,
lo que siembras en ella, eso te devolverá,
cada acto, palabra, sonrisa o mirada,
es una simiente.

Procura, además, que sea como trigo,
da pan, a los pueblos y no produce,
ni espinas ni cizaña.

Muchas veces sembrarás en el dolor,
pero esa siembra traerá,
frutos de gozos.

A menudo sembrarás llorando,pero
¿quien sabe si tu simiente,

no necesita del riego de tus lágrimas
para que germine?.

No tomes las tormentas como castigo.
Piensa que los vientos fuertes
harán que tu raíces se hagan más profundas,
para que tu rosal,
resista mejor lo que habrá de venir.

Cada acto, cada palabra,cada sonrisa, cada mirada
es una simiente.
Procura hacer siempre:
una siembra de amor.

Somos el producto,
de lo que pensamos y sentimos.

El antídoto contra la mala suerte
está en cada persona, en su forma de ser y de vivir,
sobre la forma
en que trasmitimos esas energías.

Feliz abril para todos.




jueves, 19 de marzo de 2015

A los hombres que son padres, de hecho y de derecho.

Hoy, 19 de marzo, se celebra el Día del Padre en España y en otros países, como Bélgica, Bolivia, Croacia, Honduras, Mozambique o Portugal. En otros lugares la celebración es otro día, pero yo quiero aprovechar, desde aquí, para felicitar a todos los hombres que aman a sus hijos y suponen para ellos un apoyo, una guía y un ejemplo.

Subo a esta entrada una pequeña acuarela de mi hija dormida, tomando como foco esa mejilla redonda, tierna, jugosa y besable que tienen todos los niños pequeños. Observarlos mientras duermen, acercar la nariz a esa orejita, ese cuello que huele a leche y papilla, mientras se escucha la respiración del sueño profundo y reparador... ¡pocas cosas hay que esponjen más el corazón!

Quiero también celebrar la vida de mi pequeña, una luchadora que tantas veces ha superado lo imposible, una campeona que, a pesar de todas sus dificultades, disfruta de la vida y nos enseña cada día la fuerza del amor y coloca cada problema en su justo sitio. Una conquistadora de corazones, tan frágil y tan fuerte que parece un milagro.

¡¡¡Felicidades a todos los padres!!!


domingo, 8 de marzo de 2015

Antonio López: palabra de artista.

Permitidme hoy que os invite a leer una reciente entrevista con Antonio López, pintor y escultor extraordinario, 79 años de profesión y de sabiduría. Si os gusta el arte y queréis entenderlo un poco mejor, pinchad en el enlace que os dejo abajo. Para hacer boca un pequeño fragmento:

"Sentado junto a una pequeña mesa en la cocina de su estudio, saboreando una infusión de varias plantas que él mismo ha preparado y que comparte con entrevistador y fotógrafo, el artista manchego desgrana las ideas a las que ha sido fiel toda su carrera. Y advierte contra la impostura de algunas provocaciones que tanta rentabilidad producen a quienes las realizan: «Hay una forma de ser rebelde que da mucho dinero». Lo dice muy serio antes de posar entre figuras humanas de escayola, caballetes, cajas, bastidores y pinceles, un escenario repleto por el que su gato pasea ajeno a los intrusos."
 http://www.diariosur.es/culturas/201503/04/antonio-lopez-forma-rebelde-20150304121120.html?ns_campaign=WC_MS&ns_source=BT&ns_linkname=Scroll&ns_fee=0&ns_mchannel=EM



sábado, 21 de febrero de 2015

La casa de la pradera.


El cuadro que se ve en el caballete, es un acrílico sobre lienzo de 22x100. Si tenéis buena vista, podréis observar una casita pequeña arriba, a la derecha.
Un día subiré la foto del cuadro solo, que ya sé que así no se ve nada bien.

Siendo yo muy pequeña ponían por la tele una serie que se titulaba "La casa de la pradera". En la presentación se veía correr a los miembros de la familia, saludables y bronceados, entre las altas y doradas hierbas de un campo interminable, con una libertad y una felicidad que yo envidié desde el primer momento.

A esas niñas nadie las avisaba de que se iban a caer y hacer mucho daño, no les advertían de que entre la hierba había bichos que picaban, no les decían que las señoritas no se levantan la falda, ni que no se podían manchar la ropa, no las miraban como si se estuviesen comportando mal todo el rato ni, por supuesto, les prohibían jugar en la calle. Creo que tenían una infancia sana y estupenda.


Mi casa de la pradera es distinta, no luce el sol, pero al menos no llueve. Tampoco apetece ir corriendo a toda pastilla por ahí, pero al menos no hay ningún peligro evidente que lo impida. No parece una casa familiar, cálida y confortable, de la que salga humo por la chimenea anunciando el pan recién cocido, no. Es más bien una casita en medio de ninguna parte, donde te puedes refugiar cuando necesitas aislarte de todo y hasta de tí mismo. Donde puedes entrar y salir sin ser visto, y donde puedes acuclillarte y llorar hasta que la nariz te quede como un pimiento morrón, tomando conciencia de que sigues siendo un niño, de que todo lo que te está sucediendo duele y te queda grande. Te das cuenta de tu desorientación, de tu debilidad, de tu incapacidad para entenderte. A pesar de lo que te han dicho no todo lo que te sucede es culpa tuya, ¿sabes?

Es en ese punto donde decides que tú también necesitas perdonarte, darte un abrazo y dedicarte unas palabras. Nada de grandilocuencias en plan -tú eres muy fuerte-, o mesianismos como -la vida te da lo que necesitas en cada momento-, no, nada de eso. Lo que necesitas es sentir TU VERDAD, esa que la educación, la conveniencia y la vida cotidiana va cubriendo con capas pegajosas,  como esos barnices duros y brillantes que acaban por ocultar las vetas de la hermosa madera que cubren.

¿Tú tienes tu casa de la pradera? No te preocupes, yo te presto la mía. Vete cuando quieras, quédate el tiempo que necesites, no hace falta llave para entrar y siempre hay un pequeño fuego en la chimenea para que no esté frío. Lo importante es que sepas quién eres, lo de saber qué quieres... eso ya es para nota.

sábado, 7 de febrero de 2015

¡ MUCHAS GRACIAS!


Tengo que dar muchísimas gracias a todos los que os acercasteis ayer a la inauguración, a pesar del tiempo tan frío y desapacible, capaz de que echar para atrás al más valiente. Habéis dado ambiente y calidez a la exposición y me habéis arropado con vuestra presencia, vuestros besos y vuestros comentarios.
Tengo que hacer una mención especial a Armando Vega, que me ayudó y me apoyó desde el principio; Armando, no sólo eres eres un crack, eres un buen amigo! Gracias!
Por supuesto gracias a los incondicionales, amigos y gente que ya tiene algo de obra mía en sus casas y que siguen interesados en ver mi evolución; sé que siempre cuento con ellos.
Me gustaría también dedicar un agradecimiento muy especial a las personas que vinieron de fuera de Gijón, de Candás, La Felguera, Oviedo, tal como estaba la carretera..., de verdad, no tengo palabras.
Espero que hayáis disfrutado tanto como yo .¡¡¡Sois geniales!!!

miércoles, 28 de enero de 2015

Píntame.


Por motivos de agenda comenzará el día 3, pero retrasamos la inauguración hasta el viernes 6, para que os sea más fácil acercaros relajadamente, charlar un ratito y tomar una copa si os apetece.

jueves, 15 de enero de 2015

Mariscando


Mixto sobre lienzo de 41x24 que representa a unos mariscadores al atardecer en la Ría de Villaviciosa, concejo del Principado de Asturias que limita al norte con el Mar Cantábrico.
Como dice la Wikipedia, Villaviciosa: "Es conocida por la calidad de su sidra y por la abundancia en pumaraes (nombre con el que se conoce en Asturias a las arboledas de manzanos). En la Edad Media se denominó Pola de Maliayo, topónimo que dio lugar al conocido gentilicio de maliayés. El topónimo actual «Villaviciosa», significa «villa fértil».

A causa de la contaminación, actualmente se prohíbe mariscar. Distintos vertidos químicos, de los que, como no, no se sabe orígen ni responsable, han matado las almejas y navajas sembradas en la ría. Hasta 2016 al menos, los mariscadores han perdido esperanza de recoger moluscos en esta zona.

Cuando pienso en este  tema me siento muy perdida, porque el tiempo pasa rápido y los gobiernos van muy por detrás y muy despacio. Verdaderamente la industria es necesaria, no hay avances ni mejoras en la calidad de vida sin las fábricas, el comercio, el transporte y, en general, todo lo que contamina, pero, ¿de verdad no se puede hacer más sostenible?

 Creo que hay que tomarse muy en serio el tema, promover una legislación que ayude a invertir en sistemas para evitar la contaminación, buscar y castigar a los responsables de vertidos y emisiones y educar en la idea de conservar y recuperar lo que se pueda de este precioso mundo que tenemos.