miércoles, 29 de octubre de 2014

Vuelta a las clases.


Señoras y señores, lo reconozco, en clase ¡¡¡ me aburroooooo!!! En algunas desesperadamente, y mientras lucho por no bostezar abriendo la boca como un buzón, el boli empieza a deslizarse con disimulo por la libreta, para regocijo de mi compañera de pupitre, que está más pendiente de mis garabatos que de la clase, de lo que deduzco que sigo como siempre, siendo una mala influencia.
Me siento igual que el perrito del dibujo, deseando salir para caminar un poco, hacer un pis y despejar.
De verdad que tengo un especial cariño por la profesión docente (estoy rodeada de ellos), pero hay profesores que desmotivan, desmoralizan y hacen aborrecible la asignatura a partes iguales, ¡unos campeones!
Para que no se enfaden los "adyacentes", que haberlos haylos y muy esforzados en su tarea, pego a continuación el "Decálogo del Maestro" de Gabriela Mistral, que como podréis leer es todo ternura:


1. ama. si no puedes amar mucho, no enseñes a niños.
2. simplifica. saber es simplificar sin quitar esencia.
3. insiste. repite como la naturaleza repite las especies hasta alcanzar la perfección.
4. enseña con intención de hermosura, porque la hermosura es madre.

5. maestro, se fervoroso. para encender lámparas basta llevar fuego en el corazón.
6. vivifica tu clase. cada lección ha de ser viva como un ser.
7. acuerdate de que tu oficio no es mercancía sino oficio divino.
8. acuerdate. para dar hay que tener mucho.
9. antes de dictar tu lección cotidiana mira a tu corazón y ve si está puro.
10. piensa en que dios se ha puesto a crear el mundo de mañana.

Vaya un grandísimo abrazo desde aquí a todos los buenos profesores.

martes, 14 de octubre de 2014

Helena en África.

Ilustración para "Against the Master of Dreams", realizada con collage, rotulador y pasteles.

Cerrar los ojos y evocar África conociéndola sólo a través de documentales, imágenes terribles de los informativos y lugares comunes no es fácil. ¿Cómo harías tú un fondo africano?
Yo eliminé muchos elementos en los que había pensado al principio, como fauna de gran tamaño, indígenas o selva. Al final, me decidí por sugerir un ambiente caluroso, con un fondo amarillo y unas nubes de puesta de sol; una fauna exótica, con la serpiente, los insectos, los pájaros y la calavera y una vegetación agreste, insinuada por las rocas y el verde de las plantas.
Realmente aquí lo que importaba era mostrar a Helena, una mujer valiente, libre y decidida, en un lugar que potencia lo mejor de su personalidad y la empuja a descubrir nuevas culturas.
Espero haber podido transmitir esa sensación de valor y libertad en ella y, mientras tanto, sigo soñando con poder viajar allí, algún día...

domingo, 5 de octubre de 2014

Los gatos de Eva.

Mixto sobre lienzo de 50x50.

Observar a los gatos es una delicia, son elegantes, acróbatas e independientes.
Me hace mucha gracia cómo llaman los chinos al gato: "mao"... ¡no podía ser de otra manera!
Encontré este bonito poema dedicado al gato doméstico, pero lamentablemente no sé quién es el autor, espero que sepa disculparme y que no le moleste, si algún día pasa por aquí, que lo haya compartido con vosotros:

El gato de mi casa:

Bendito el gato de mi casa
porque no hay otro Paraíso para él
ni más Eternidad
que el sitio al sol donde ahora duerme.

De modo que mi casa a salvo está
mientras él sueñe.


¡Ronroneante semana a todos!