miércoles, 10 de septiembre de 2014

El mediano.


En este fragmento de "La Mercedes", obra que publico completa en un post anterior, aparece el hermano mediano. En su expresión me pareció ver a un niño más atrevido y quizá más rebelde que sus compañeros de barca.
Bajo mi punto de vista, los hermanos de en medio desarrollan una gran capacidad de comunicación, de empatía y, por tanto, de adaptación a las circunstancias. Eso hace también que sean grandes manipuladores, pues saben aliarse con los pequeños o los mayores según les interese, y se salen con la suya con increíble facilidad.
Este fragmento es del artículo de Jon Fernández que os mencionaba en la entrada del hermano mayor:

 "El segundo hermano es el príncipe que destrona al rey de casa, quien inevitablemente hace brotar los celos del hermano mayor.
Como el papel de la autoridad está ya ocupado en el grupo fraterno por el hermano mayor, Sulloway dice que el resto de hermanos tienen que ingeniárselas para buscar su espacio.“Lo que se esconde detrás de este tema de los hermanos es la búsqueda de la identidad propia. Si los padres o el estatus fraterno no te la prestan de manera clara, la tienes que buscar, y esa búsqueda tiende a ser menos convencional”, según Arranz. De ahí que los hermanos menores desarrollen en mayor medida lo que en términos médicos se llama la teoría de la mente. “Es la capacidad de ponerse en el punto de vista del otro. Eso que utilizamos cuando jugamos, por ejemplo, al ajedrez. Se trata de tener una teoría de cómo funciona la mente del otro y utilizarla en la vida cotidiana”.

¿Eres tú un hermano mediano?





No hay comentarios:

Publicar un comentario