miércoles, 23 de abril de 2014

Karlof mirando a Sara.

Este dibujo a lápiz con collage de "Las aventuras de Calinka", refleja al adulto malo, mirón y manipulador con los niños.
Seguramente algunos de vosotros recordaréis a alguien así de vuestra infancia. Ahora se destapan casos estremecedores en los medios y espero que cada vez tengamos más conciencia de denuncia porque, desgraciadamente, la pedofilia y los que están muy cercanos a ella, aunque no cometan delito, han existido y existen.
Pienso que proteger a los niños y enseñarles que cosas son aceptables y de que actitudes se tienen que apartar es cosa de todos.

viernes, 11 de abril de 2014

Caballo

Óleo sobre tabla.
Así le dió nombre Don Quijote a su caballo: "... cuatro días se le pasaron en imaginar que nombre le pondría... y así después de muchos nombres que formó borró y quitó, añadió, deshizo y tornó a hacer en su memoria e imaginación, al fin le vino a llamar Rocinante, nombre a su parecer alto, sonoro y significativo de lo que había sido cuando fue rocín, antes de lo que ahora era, que era antes y primero de todos los rocines del mundo".
Y así de tierna aparecía en "Platero y yo" la relación entre el burro y el humano: "Nos entendemos bien. Yo lo dejo ir a su antojo, y él me lleva siempre adonde quiero. Sabe Platero que, al llegar al pino de la Corona, me gusta acercarme a su tronco y acariciárselo, y mirar el cielo al través de su enorme y clara copa; sabe que me deleita la veredilla que va, entre céspedes, a la Fuente vieja; que es para mí una fiesta ver el río desde la colina de los pinos, evocadora, con su bosquecillo alto, de parajes clásicos. Como me adormile, seguro, sobre él, mi despertar se abre siempre a uno de tales amables espectáculos.
Yo trato a Platero cual si fuese un niño. Si el camino se toma fragoso y le pesa un poco, me bajo para aliviarlo. Lo beso, lo engaño, lo hago rabiar... Él comprende bien que lo quiero, y no me guarda rencor. Es tan igual a mí, tan diferente a los demás, que he llegado a creer que sueña mis propios sueños.
Por "Duque", por el caballo que resiste impasible en la finca colindante a un parque urbano y que ha posado para mí, y por todos los caballos, unos animales magníficos.

sábado, 5 de abril de 2014

Píntame.


 Hoy quiero compartir con vosotros el poema que
Armando Vega ha compuesto para mí. Me ha hecho mucha ilusión, nunca me habían escrito uno y es una sensación fantástica. 

Él es un artista polifacético, no sólo escribe, también esculpe, fotografía y experimenta con todo lo que se le ocurre para transmitir emociones. ¡Gracias Armando!
Espero que os guste:


Píntame las horas.
dibuja el rumor
sombreado del arroyo
escribe tus sueños
en el rostro del aire
al amanecer
pintora.
Que es al amanecer
cuando el rocío te engalana.