sábado, 26 de octubre de 2013

Camino al cielo

Acrílico sobre tabla de 24x24.
Ascender sin esfuerzo viendo el cielo azul a través de una cúpula de cristal parece prometedor, augurio de sorpresa agradable al final del trayecto, como un sueño de urbanita despreocupado.

No tiene más relación que la palabra "cielo", pero me gusta tanto Benedetti que os dejo aquí un poema suyo titulado:

"Otro Cielo"

No existe esponja para lavar el cielo
pero aunque pudieras enjabonarlo
y luego echarle baldes y baldes de mar
y colgarlo al sol para que se seque
siempre faltaría el pájaro en silencio

no existen métodos para tocar el cielo
pero aunque te estiraras como una palma
y lograras rozarlo en tus delirios
y supieras al fin como es al tacto
siempre te faltaría la nube de algodón

no existe un puente para cruzar el cielo
pero aunque consiguieras llegar a la otra orilla
a fuerza de memoria y pronósticos
y comprobaras que no es tan dificil
siempre te faltaría el pino del crepusculo

eso es por que se trata de un cielo que no es tuyo
aunque sea impetuoso y desgarrado
en cambio cuando llegue al que te pertenece
no lo querrás lavar ni tocar ni cruzar
pero estarán el pájaro y la nube y el pino.


2 comentarios:

  1. El pájaro, la nube , el pino ... ( Ay, Don Mario )
    Quizás la verdadera mecánica sea de descenso hasta emociones que van abriendo parcelas de cielo. Quizá las sensaciones de sobria admiración, suavidad, belleza, sean instantes no de una tierra prometida sino de una encontrada ...

    Bonitos, tanto el acrílico como el sentido que le has regalado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que conste que el bonito comentario anterior es de Juncal. Por mi torpeza mañanera, en vez de darle a publicar le di a eliminar. Aunque lo he recuperado, ha salido como publicación mía. Lo siento Juncal, este domingo de hora irregular me tiene embotada.
      Un beso.

      Eliminar