miércoles, 18 de septiembre de 2013

The wonder years

Sol, calor y el verano por delante. Después del chapuzón un helado...¡el mío de chocolate, porfa! ¿Quién no recuerda las vacaciones de su infancia?

4 comentarios:

  1. Buenos días, Lucía:
    Mis recuerdos se cobran vida y color al observar este cuadro.
    Yo no era de helados de chocolate: si la cosa estaba generosa disfrutaba de un “drácula” y si no, me relamía con un polo de limón.
    Gracias, Lucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, Nino. Me has hecho recordar que el "Drácula" dejaba la lengua de color morado, pero estaba buenísimo. Por cierto, que creo que sigue existiendo...¡que tampoco somos tan mayores!

      Eliminar
  2. La verdad es que estoy maravillado con tu obra. Me gusta todo lo que nos has enseñado, y espero que la gente lo aprecie y puedas vender todo el muestrario. Felicidades.

    ResponderEliminar
  3. Millones de gracias, Ignacio, ¡me subes mucho la moral!
    Respecto a las ventas, como decía la canción: ..."son malos tiempos para la lírica". Pero la ilusión no la pierdo ¿eh?, ¡eso nunca!
    Besos.

    ResponderEliminar